ASOCIACIÓN PROVINCIAL DE BLOGUEROS Y WEBMASTERS DE JAÉN. "JAÉN BLOGUERO"

ASOCIACIÓN PROVINCIAL DE BLOGUEROS Y WEBMASTERS DE JAÉN.  "JAÉN BLOGUERO"
SI TIENES UN BLOG, HAZTE SOCIO: jaenbloguero@hotmail.com

jueves, 24 de diciembre de 2009

HISTORIA DE CAZORLA (I) UNAS ORDENANZAS DE LA SIERRA DE CAZORLA (1552)

Castillo de la Yedra (Cazorla)
.
El concejo de Cazorla promulgó, a mediados del siglo XVI, unas ordenanzas por las que se regulaba la explotación de su Sierra y en general de sus términos. La nueva normativa tenía como objetivo conservar su riqueza forestal por lo que se prohibieron algunas costumbres mantenidas a lo largo de los siglos precedentes por los vecinos de Cazorla y La Iruela. PALABRAS CLAVE: Cazorla, ordenanzas municipales, bosque.
.
Castillo (La Iruela)
.
En las Ordenanzas de Cazorla de 1552 se expone en primer lugar, el motivo que llevó a las autoridades municipales a promulgar una normativa destinada a conservar la riqueza natural de la Sierra de Cazorla: “por quanto por esecutoria y provision real de su majestad, atenta la utilidad de los dichos montes y la necesidad que dellos ay y que sean conserbados, esta mandado que nyngun vecino desta villa ny de fuera parte pueda arronper, arar, ny panyficar en la dicha syerra del tienpo contenido en la dicha esecutoria...”.Pero la nueva reglamentación introducía importantes novedades en el aprovechamiento de los términos comunes de Cazorla y La Iruela y modificaba, en gran medida, la costumbre mantenida a lo largo de la Edad Media.
.
Vista de Cazorla
.
La existencia de un término compartido entre varias villas es una de las características de la organización territorial del Adelantamiento. A finales del siglo XIII, el señorío contaba con dos villas, Cazorla e Iznatoraf, y cada una tenía asignado un alfoz. En el transcurso de las centurias siguientes, algunas de las aldeas se convirtieron en villas, pero en ningún caso los arzobispos de Toledo les concedieron un término propio, sino que se mantenía compartido con la antigua villa principal. De las aldeas dependientes de Cazorla, solamente La Iruela pasó a ser villa, aunque la existencia de esta comunidad fue la causa de frecuentes fricciones entre ambos concejos.
.
Desde la ermita...
.
En una de sus estancias en el Adelantamiento de Cazorla, don Pedro Tenorio confirmó a La Iruela, 9 de septiembre de 1378, su categoría de villa. Pero en el privilegio arzobispal no hay ninguna referencia concreta a como se explotarían los términos comunes, por lo que fue necesario ir arbitrando una normativa, que quedó definitivamente establecida durante el pontificado del cardenal Cisneros. Este proceso fue largo, pues el margen de actuación del concejo de La Iruela era muy escaso al considerar a Cazorla “señora” del término. A lo largo de un siglo, hasta llegar a la concordia de 1497, se fueron adoptando diferentes acuerdos, algunos de ellos recogidos en las Ordenanzas de 1552, para regular el aprovechamiento en común de sus términos:
.
Espacios dentro del término
.
El 13 de enero de 1414, don Pedro de Luna establecía diferentes espacios dentro del término, unos compartidos entre las dos villas y otros exclusivos de La Iruela. Entre estos últimos, se menciona expresamente la dehesa boyal de la villa y los sitios, tierras de labor de los vecinos de La Iruela, aunque su vigilancia correspondía a los caballeros de la sierra de Cazorla, quedando estos autorizados, “quando algunos ganados de do aquellos que no deben entrar a paçer en los dichos sytios,...los puedan prender o prendan por las penas acostunbradas.”. El resto de los términos, “en raçon del pasçer e cortar e caçar e pescar...”, serían aprovechados por los vecinos de ambas villas.
.
Vista de La Iruela
.
En el mismo documento de don Pedro de Luna se hace referencia a que el concejo de Cazorla fijaba los periodos de veda, “ porque en el tienpo que la dicha caza nasçe e se cria no sea estruida, so çiertas penas que ponedes contra cada uno de los que cazaren.”, pero sin contar con las autoridades del concejo vecino. Para evitar diferencias, el arzobispo ordenó que tres o cuatro vecinos de La Iruela, designados por su concejo, participasen, junto con los oficiales de Cazorla, en la elaboración de las ordenanzas de caza, de cumplimiento obligatorio en ambas villas, incluso si La Iruela no enviaba a sus representantes.
.
Castillo de las cinco esquinas
.
Durante el pontificado de don Alfonso Carrillo se da un importante paso en la regulación de las relaciones entre las dos villas, porque al ordenar, invariablemente, sus antecesores que se guardase la costumbre, se mantenía una estricta dependencia de La Iruela con respecto a Cazorla. Así, en junio de 1478, don Alfonso Carrillo estableció que del total de los beneficios derivados de la explotación de los términos, un cuarto pertenecería a La Iruela, aunque en ningún momento se hace referencia a que los oficiales de este concejo pudiesen intervenir en su gestión; es más, en un primer momento el prelado había concedido a La Iruela la facultad de elegir a uno de los cuatro caballeros de la sierra, pero ante las protestas de Cazorla optó por anular la disposición.
.
Paraje de la Sierra de Cazorla
.
Los acuerdos definitivos llegaron en 1497 y en ellos aparecen, por primera vez, referencias concretas a la Sierra de Cazorla. Los oficiales de ambos concejos concertaron una concordia1 en la que se detalla minuciosamente la explotación de los términos y el reparto de los beneficios. Los aspectos más importantes son los siguientes: se mantiene la utilización conjunta del término y se reconoce la preeminencia de la villa de Cazorla, “como señora del termino...”, que se refleja en la forma de repartir los beneficios económicos, prestándose gran atención al aprovechamiento de los recursos de la Sierra de Cazorla. Así, todos los años, el último día de Pascua, los concejos de Cazorla y La Iruela nombrarían, respectivamente, cinco y tres representantes, que “sean tales personas que sepan la Sierra y termino....y que estos que fueren diputados no sean señores de ganado...”, su misión consistía en calcular el número de cabezas de ganado que podrían herbajar, teniendo en cuenta las condiciones de los pastos y que los ganados de los vecinos de ambas villas tenían preferencia sobre los extranjeros.
.
María del Mar García Guzmán
Universidad de Cádiz

3 comentarios:

Pili dijo...

Felices Fiestas.

Mis mejores deseos para ti y todos los tuyos.

Un beso

Pepe del Montgó dijo...

Sierra de Cazorla es una referencia para andaluces, manchegos, murcianos y valencianos. No me extraña que se conozca tanto y la gente tome interés por su historia. Saludos y a seguir siendo feliz.

Cristina Velázquez dijo...

Mi nombre es Cristina Velázquez y soy Profesora de Informática, de Ciencias Exactas y capacitadora de docentes en TIC.
Quiero invitarlos a participar de una de mis iniciativas denominada "Tu Blog en mi Blog"

http://www.tublogenmiblog.blogspot.com/
Para que comprendan mejor de qué se trata, pueden leer la presentación en

http://tublogenmiblog.blogspot.com/2009/02/presentacion.html

Espero que les interese la propuesta de contarnos, a través de una entrada, acerca de su Blog.
Saludos y los mejores deseos para este nuevo año.
Prof. Cristina Velázquez