Cazorla. Quebrantahuesos en la Sierra

Sobrevolando el nido
.
El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) fue una especie ampliamente distribuida en la Península Ibérica; a finales del siglo XIX era posible avistarlo en todas nuestras cadenas montañosas. Durante el siglo XX a nivel europeo se produjo una regresión muy acentuada, que llevó a la extinción de numerosas poblaciones europeas: Alpes, Balcanes, Grecia continental,... Entre las poblaciones que se extinguieron entonces se encuentran todas las de nuestra península, la única que se salvó fue la población Pirenaica. Primeramente señalaremos unas breves notas para destacar la importancia que el quebrantahuesos ejerce entre los aficionados a la ornitología; nada mejor que transcribir el hábil párrafo de un folleto turístico griego, que, para exaltar el interés de de una de sus regiones montañosas, y como culminación de los atractivos que enumera, termina así: - y si la estancia es prolongada, se puede tener la suerte de contemplar el vuelo del quebrantahuesos -. Estupendo slogan, por que esta rapaz, tanto por sus características como por su escasez, es un verdadero fuera de serie de la avifauna europea, la más interesante especie alada de nuestro viejo continente.
Alimentado a la cría
.
Si por usar un término de referencia se le compara con el águila real, encontramos que, además de excederle considerablemente en dimensiones y ser más bello de plumaje y estructura, reaventaja también en potencia, astucia y características de vuelo, reduciendo a tópico la supuesta primacía de aquella. Cuando joven es predominantemente pardo, coloración que, al llegar a la madurez, solo conserva en alas y cola, tornándosele el resto del plumaje de un blanquecino más o menos amarillento. Pero sobretodo caracterizan por su extraña figura las agudas plumas del occipucio, y los irreales ojos glaucos destacando en la línea negra que desde ellos desciende hasta el pico y se continúa debajo de la mandíbula inferior en un colgante mechón de cerdas. Sus movimientos acordes con tan singular conformación, son pausados, agresivos y un tanto arrítmicos, sugiriendo todo él que se hallara en permanente representación escénica de un diabólico personaje de ballet.
Posado en la nieve
.
Siempre fue escaso, y su densidad se mantiene sensiblemente inalterada a través de los tiempos, sin que, al parecer, el factor humano ejerza marcada influencia en el estacionamiento numérico de la especie, que habrá de atribuir a otras más probables causas: la necesidad de extensos y muy adecuados biotopos, que, naturalmente, no abundan; su escasa descendencia, ya que no se reproduce todos los años, criando, cuando lo hace, un solo pollo, que tarda casi el lustro en llegar a adulto; y, el instinto errático de los inmaturos, que los lleva a vagabundear exponiéndose, con juvenil inexperiencia, a toda clase de peligros.
El ave más rara y buscada en Europa
.
Tener en nuestra fauna al quebrantahuesos, el ave más rara y buscada de Europa, es estar en posesión de un verdadero tesoro ornitológico, de incluso, notable importancia como atractivo turístico. En el curso de la primavera del año 1957, bajo el patrocinio del que fuera Instituto de Aclimatación de Almería, se inició la tarea de localizar al quebrantahuesos por estos parajes de la Sierra de Cazorla, para fotografiarles en plena libertad, en su nido. Querían obtener para la ornitología española esa primera instantánea que, en razón de la falta de oportunidades, caracteres temperamentales de la especie y dificultad de los nidos, ni siquiera se había intentado.
En pleno vuelo
.
Pero una nevada tardía mantuvo bloqueada en las alturas a la expedición; no obstante consiguieron localizar cuatro parejas seguras y determinar la muy probable existencia de otras tantas, observando repetidas veces su vuelo y descubriendo varios nidos antiguos. A efectos fotográficos, nació una probabilidad: la pareja aquerenciada en los Voladeros de Nava del Asno, evolucionaba sobre aquel vertical paisaje, con las características todas de tener emplazado allí su nido actual. Pero fue en una segunda tentativa, a mediados de junio cuando pudieron descubrir que la pareja de quebrantahuesos seguía sobrevolando el lugar.
Gypaetus barbatus
Así fue como una mañana de lluvia, la constancia tuvo su premio: divisaron en un nido a un pollo desperezándose, asomando una ala en el centro del voladero más meridional de la peña, aplastado de miedo en un rincón del nido, el pollo, un buen ejemplar de dos metros y treinta y cuatro centímetros de envergadura, pronto recobró los ánimos y se defendió de garras y pico al ser anillado, comenzando a piar, débilmente primero, con fuerza y agitación después. Y de pronto, surgiendo de abajo hacia arriba, uno de los padres hizo su entrada. Era un hermoso animal deslumbrantemente dorado y de fieras actitudes, que indiferente, depositó en el nido un hueso de una paletilla de oveja, aguardó a que el pollo comenzara a comer, y después, asomándose al borde se dejó caer en el espacio con un rumor de seda en las alas. Pero ya, y por vez primera, la retina humana y el objetivo fotográfico habían captado por primera vez su imagen en libertad y a menos de tres metros de distancia.
Irreales ojos glaucos
.
Y aquí termina esa bella historia y comienza la cruda realidad. El último de los quebrantahuesos andaluces fue visto en Cazorla a finales de 1986, el año en el que la Junta de Andalucía declara estas sierras Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas. Este mismo año se comenzó a pensar en la reintroducción del quebrantahuesos y se empezaron a desarrollar los trabajos previos necesarios. Estos trabajos incluyen, entre otros, estudios de viabilidad, sensibilización social, control de amenazas, etc. En el año 2000 nace la Fundación GYPAETUS, una organización sin ánimo de lucro que trabaja por la conservación y recuperación de especies amenazadas en Andalucía.
Su colgante mechón de cerdas
.
Los esfuerzos realizados por la Fundación Gypaetus en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía por la reintroducción del quebrantahuesos ha culminado en la concesión por parte de la Comisión Europea del proyecto LIFE 04NºT/E7000056: “Acciones para Reintroducir el Quebrantahuesos en Andalucía”. La creación de una reserva genética en cautividad de una especie amenazada es una medida de conservación internacionalmente recomendada y contemplada en la Estrategia de Conservación del Quebrantahuesos. En 1996 la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía funda el "CENTRO DE CRÍA GUADALENTÍN"en la Sierra de Cazorla. Este centro está incluido en la red del Programa Europeo para la Conservación de Especies Amenazadas (EEP). La finalidad del Centro de Cría de Guadalentín en el Programa Europeo es la de albergar todas las líneas genéticas existentes en el Programa Internacional de Cría del Quebrantahuesos. En la actualidad el Centro de Cría de Guadalentín es el segundo en importancia del mundo para la especie, junto con la “Vienna Breeding Unit” centro de la “Foundation for the Conservation of the Bearded Vulture” (FCBV).
Un diabólico personaje de ballet
.
'Libertad', 'Tono' y 'Faust', los tres quebrantahuesos liberados en el parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas el 13 de mayo de 2006 en una cueva del valle del Arroyo de las Espumaredas, en Cazorla, donde se les aportó alimento sin que vieran a sus cuidadores y donde comenzaron sus ejercicios de vuelo, hasta que el 2 de junio 'Tono' protagonizó el primer vuelo. 'Tono', llamado así en honor al científico español José Antonio Valverde, impulsor del Parque Nacional de Doñana y organizador de la primera expedición a Cazorla en busca de quebrantahuesos, para reintroducir la especie en Andalucía, han superado sus primeros años en libertad con normalidad y ya vuelan, en algún caso, a casi 100 kilómetros de distancia. Estos tres pollos son los primeros que libera el programa de la Junta de Andalucía para reintroducir el quebrantahuesos en esta comunidad, donde se extinguió hace 20 años. Se trata de un proyecto pionero en España en su género, y asociado a un programa internacional para salvar esta ave carroñera y planeadora, en peligro de extinción.
La más interesante especie alada
.
'Faust', cuyo nombre rinde homenaje a Richard Faust, miembro de la Sociedad Zoológica de Fráncfort e impulsor de este programa, nació el 30 de enero en el zoo de Liberec, en la República Checa. 'Libertad', que nació el 11 de febrero en el centro de cría de Guadalentín, en Cazorla, lleva este nombre porque fue el elegido por escolares de la comarca en un concurso sobre esta especie, de la que sólo quedan en España unos cientos de ejemplares, en Pirineos. Los tres pollos muestran ya el comportamiento típico del quebrantahuesos de coger huesos, levantarlos en vuelo y arrojarlos al suelo y se les ha visto planear en 'ruedas' de buitres para encontrar comida. El hecho de que sean machos no influirá en la consolidación de la especie en Andalucía, pues el quebrantahuesos alcanza su madurez sexual pasados los siete años, periodo en el que se liberarán en Cazorla casi una veintena más de pollos.

Comentarios

Fran dijo…
Espero que el programa dé resultado y disfruteis pronto en esas montañas de una buena colonia y de sus maravillosos vuelos y bailes.
Un abrazo.
Javi dijo…
Como biólogo y amante de este Parque Natural (en mi opinión el más bello de Andalucía), es un lujo poder disfrutar de este ave surcando los cielos de la bella Cazorla.

Un abrazo Abraham. Enorme el trabajo que llevas haciendo durante este año y pico para dar a conocer Cazorla al mundo.

Saludos!!
Pedro dijo…
Buen artículo Abraham,
Un ave muy bella y en una hermosa región

Un saludo
PEGASA dijo…
Es precioso, yo soy una afortunada porque uno de los intengrantes de los que hicieron posibles este sueño de que vuelvan a volar de nuevo el Quebrantahuesos es amigo mío. Mi amigo Antonio y mi buenisima amiga Mª Flor, su esposa. Aunque por circunstancias de la vida tuve oportunidad de verlo en persona y no lo hice. Si que me siento orgullosa de ser de Jaén y este comentario sirva también de homenaje para las personas que hicieron posible este proyecto y por las personas que como tú las muestran al mundo y dan a conocer su tierra.
Una senderista. dijo…
Interesantísimo post, muy bueno a mi parecer, me ha recordado los reportajes de F. R. de la Fuente sobre esta ave, que espero se recupere y bien
Juan Carlos dijo…
Me encantan las fotos de aves rapaces y también hacerlas yo. Pocas oportunidades tengo. Te han quedado fenomenal.

Un abrazo.