Ruta por el Borosa hasta la Laguna de Valdeazores

Charco de la Cuna, cerca de la Piscifactoría
Espectaculares los primeros saltos de agua
Esta ruta que nos llevará hasta la Laguna de Valdeazores nos muestra un paisaje sorprendente, ajeno a la Andalucía Mediterránea donde realmente se encuentra. Muy cerca nace uno de los ríos más caudalosos del Parque Natural, El Borosa, cauce bravo, valiente y bello. En el lugar donde nace se le conoce como de “Aguas Negras” y presta su nombre a un coqueto embalse que hay junto a él. Luego el río se despeña hasta llegar a una de las cascadas más hermosas de la montaña: el Salto de los Órganos. Más abajo se encajona en un desfiladero, la Cerrada de Elías, que se recorre por un sendero colgado de la pared rocosa, llegando a la Piscifactoría.
Juntas del arroyo Las Truchas
Cerrada de Elías
Desde este punto se inicia una de las rutas serranas preferidas por los senderistas. Hay tres opciones: una corta -de media jornada- si sólo llegamos a la Cerrada de Elías, otra si ascendemos hasta el Salto de los Órganos, y una tercera algo más larga y exigente -de jornada completa- si nuestro objetivo es la Laguna de Valdeazores. Llegaremos en coche hasta el km.17 de la carretera que va desde Cazorla al pantano del Tranco (Sierra de Segura), donde nos encontramos con el Centro de Interpretación de la Naturaleza: La Torre del Vinagre, visita obligada, donde podremos realizar un paseo virtual al Parque Natural, conociendo su flora y fauna en su museo y Jardín botánico (pero eso lo dejaremos para la vuelta o para otro día, ya que la caminata que nos espera debe empezarse lo mas temprano posible para evitar las horas más calurosas, sobretodo cuando estemos realizando la subida). En verano es posible alquilar bicicletas, así como contratar rutas a caballo, preguntar en la zona.
Cerrada de Elías
Nos dejamos atrás el Vado de los Rosales
Comenzaremos la ruta, una vez aparcado nuestro vehículo en un complejo con una zona de aparcamiento, un Centro de Interpretación Fluvial y otros servicios para el senderista, a la altura de una cadena que cierra el paso a vehículos. El piso llano, es la orografía del terreno que nos vamos a encontrar hasta prácticamente la llegada a la Cerrada de Elías. La primera parte del itinerario transcurre por una pista forestal junto al cauce del río Borosa, al que enseguida, se le une el arroyo de las Truchas. Hay que recordar que en este río se practica la pesca intensiva sin muerte, y no será difícil ver pescadores intentando cobrar alguna trucha. Es ésta una zona de temperaturas suaves, que ha propiciado repoblaciones de las diferentes especies de pinos (laricios, resineros y carrascos), los cuales dejan crecer la vegetación autóctona compuesta por quejigales, romerales, cascojas y madroños.
Río Borosa
Fuente de Huelga Nidillo
A unos 3,1 km. atravesamos, por primera vez, el río por el puente de Los Caracolillos, junto a el encontramos un excelente pliegue geológico de tipo sinclinal, donde podemos observar un conjunto de arbustos que conforman el sotobosque, ejemplo de lo que antaño fueron estas sierras. Tomamos enseguida a nuestra izquierda y continuamos nuestra ruta junto a la derecha del río. En este mismo lugar se bifurca el camino, que si lo tomásemos a la derecha ascenderíamos hasta Linarejos y el Vadillo. A lo largo de esta, en la que normalmente encontraremos a numerosos grupos de senderistas, debido a su popularidad y belleza, vamos a poder disfrutar de parajes verdaderamente espectaculares, tocados por la mano de Dios.
Grandes planicies y montes
En el fondo la central electrica
Una vez cruzado otro puente, en apenas unos metros, dejaremos la pista para tomar a nuestra derecha la senda que se inicia en el paraje denominado Vado de los Rosales, cogemos esta senda que sale a la derecha, y que serpentea por el río y nos va a llevar a la primera maravilla natural del itinerario: La cerrada de Elías, Por aquí, el río se encajona entre paredes de gran riqueza geológica y vegetal digna de toda atención, pues, encierra especies rupícolas únicas como la Pinguicula Vallisneriifolia, planta carnívora que crece en los roquedos húmedos de este paraje.
Saltos de agua
Iniciamos la subida por este gran cañón
El bosque de encinas con sotobosque de durillos, ruscos de frutos rojos, olivillos... junto a la continua presencia del río y sus fuentes, harán de este tramo un paseo inolvidable. Al final de la cerrada saldremos a la pista forestal con la que iniciamos la ruta, en este punto habremos recorrido 4,2 km. desde el inicio. Seguiremos hasta que nos encontremos con la fuente de Huelga Nidillo (a 6 km.) donde nos aprovisionaremos para el ascenso. (Como podréis imaginar, no he podido publicar en este post todas las fotografías que en esos 11Km. de bellos paisajes ha captado mi cámara, por lo cual me veré obligado a introducirlas en días próximos en una presentación de PowerPoint. Todo aquel que este interesado me puede mandar su dirección de correo y se lo mandaré).
Cascada
Cascada
La siguiente etapa será la central eléctrica del Salto de los Órganos a 7,2 km. desde que comenzamos nuestra ruta. Aquí, tomemos un respiro, pues, iniciaremos la parte más dura del recorrido, la pendiente pasa del 2% al 19 %, Es interesante que en este lugar cojamos agua, pues nos vamos a separar del río por un rato. En la central sale a la derecha una casi irreconocible vereda, que va ascendiendo entre huertas, hasta llegar a empalmar con otra senda serpenteante, que sigue el curso del río, por la cual en épocas de lluvias, veremos como el agua salta desde las peñas provocando espectaculares cortinas de agua.
Salto de los Órganos
Subida hasta los túneles
De nuevo iremos bordeando la orilla del río entre numerosas cascadas salpicadas de pozas de color azul, en el que el río aparece y desaparece en el subsuelo. Cruzamos el puente dejando el río a la derecha, y a 1,2 km. encontramos la vereda que nos conducirá hasta un impresionante salto de agua: el Salto de los Órganos, una impresionante cascada natural de 70m. que salva un desnivel de 170m. En 1915 se construyo en él una rampa de madera para bajar los troncos de pinos desde los barrancos limítrofes hasta el Río Guadalquivir. El Salto se puede encontrar semiseco, a excepción de la época de lluvias y del deshielo primaveral, donde se precipita el aún joven río Borosa.
Comienzo del túnel escabado en la roca
Interior del túnel
Sin embargo, la belleza del paisaje (entre formaciones de rocas calcáreas de mil formas) hace que la dureza del recorrido importe poco. Por la izquierda de la Cascada, sigue ascendiendo nuestra ruta para remontar unas repisas de caliza dando acceso a los túneles por los que discurren los canales que llevan el agua a la Central Eléctrica. Estos túneles no presentan ninguna dificultad, aunque sí de iluminación y cuando la canal va muy crecida, puede que haya charcos importantes que no los vemos, pero con una linternita solucionaremos los problemas.
Embalse de Aguas Negras
Embalse de Aguas Negras
El primero de los túneles, de 300m., que atraviesa el Picón del Haza (1504 m.), va a dar a una pradera, en la cual y a poca distancia cogemos otro más pequeño, de unos 60m. de longitud, y al salir de este segundo túnel, ya divisaremos la presa de la Laguna de Aguas Negras o de la FEDA (Fuerzas Económicas de Andalucía). La presa fue creada para canalizar el Río Borosa para su aprovechamiento hidroeléctrico. En este punto habremos recorrido 10 km. desde el inicio y son varias las opciones.
Nacimiento del río Borosa
Laguna de Valdeazores
A nuestra izquierda, se inicia la senda que lleva al mismo nacimiento del río Borosa (Río Blanco) a tan sólo 300 m., aunque este se nutre del Arroyo del Infierno que desemboca es este paraje. Atravesando la presa, llegaremos en 1 km. a la laguna de Valdeazores (1.400 m.) por una vereda bien definida. Es una laguna semi-natural que se formo por un gran deslizamiento de tierras que obturó el Arroyo de la Reina, siendo más tarde construido el muro de contención de la presa. La riqueza que encierran estos parajes va a desbordar todas nuestras expectativas, por tanto, recomendamos ir con el tiempo suficiente para poder disfrutarlos.
Laguna de Valdeazores
El cambio de vegetación, en el que ya se hace presente el pino laricio en laderas y montañas junto con grandes extensiones de bojes, tejos y acebos, y especies lacustres, delimitan la zona de estas dos lagunas. Por su variedad y abundancia, queremos hacer mención a la fauna de esta zona donde podremos contemplar especies acuáticas como garzas, fochas, patos reales, mirlo acuático, incluso, algún martín pescador. La cabra montes, el muflón y los ciervos completarán el gran espectáculo con el que nuestro esfuerzo se verá recompensado. El regreso lo haremos por el mismo camino y habremos recorrido 22 km., siendo su dificultad catalogada como Media, por la distancia a recorrer.

Comentarios

Fran dijo…
Hola Abraham. ¡Pero qué impresionante ruta! Me la apunto...
Ahora entiendo por qué sabe tan buena el agua mineral de allí...se contagia de la belleza del lugar donde nace. Me quedo con un paseo por la Cerrada de Elías, un traguito en la Fuente de Huelga Nidillo y un baño en el Charco de la Cuna.
Un saludo...
¡Qué privilegio tener el paraiso tan cerca!
...ya he decidido donde pasar mis vacaciones, seguro que el otoño por allí también tiene su encanto.
Besos.
Hola Fran.
Me alegra que te gusten estos paisajes de Cazorla y espero que sigas visitando este blog que seguro que no te defraudará. Muchísimas gracias

Para mi amiga Bitácora Sanjuanera.
Te agradezco tus visitas y te diré que Cazorla es todo el año un motivo suficiente para visitarlo. Cuando decidas hacerlo me lo comentas y te asesoraré con mucho gusto. Un abrazo
Chary Serrano dijo…
Peciosas imágenes. impresionantes
¡Hola Abraham!, en primer lugar te felicitamos por tan buenas imagenes, de esos lugares tan maravillosos que recorres y nos presentas.

Con tu relato y las imágenes, cada día nos dan más ganas de acercarnos a Cazorla, y tenemos que encontrar el momento.

Esta ruta es espectacular.

Por cierto, ya publicamos el premio que nos concedistes.

Un abrazo, y buen caminar.

Ana y Víctor.
Javier dijo…
No me canso de admirar la impactante naturaleza de Cazorla, no hay lugar de ella que no sea bonito. Tus excelentes fotos nos acercan a cada rincón de tu región.

Gracias por compartirlo. saludos
Fe dijo…
Es un privilegio nacer en esas tierras, lo digo sin envidia, que la mía no se queda atrás. Preciosas las fotos, felicidades.
nieves dijo…
Maravillosas, Abraham. Todos los paisajes en los que sea protagonista el agua, son siempre una garantía, pero a través de tu mirada, las conviertes en expectaculares.
Creo que tendremos que compartir el título de "Paraíso Natural", pues yo cuando pienso cómo sería el entorno del Edén, me lo figuro semejante a lo que hoy nos regalas.
Felicidades, una vez más, y un abrazo.
Sailor Moon dijo…
Hola Abraham!!, muchas gracias por poner el tu blog esta maravillosa ruta. Tengo que decirte, que yo todos los años voy aquella maravillosa tierra, puesto que también es la de mi padre y algo de ella corre por mis venas, aunque sea Aguileña de nacimiento, y que no puedo dejar de hacer ni un solo año esa ruta... ME ENCANTA!!!, y entre toda la belleza de ella, las partes que mas me gustan es cuando llego a la Cerrada de Elías y cuando hay que pasar los túneles que atraviesan la montaña por medio para llegar a las lagunas.... eso sí, preferiblemente, prefiero hacerla hacia abajo, personalmente, es más fácil....
Y también quería felicitarte por las páginas y los blogs tan geniales que tienes, estás haciendo muy buen trabajo para que la gente conozca aquella tierra que tanto maravilla al que la visita por primera vez por tener todo lo necesario (historia, diversión, entretenimiento...), en plena naturaleza y en pleno corazón de esta sierra tan maravillosa...!!.
GRACIAS POR ACERCARME MÁS A ELLA!!!
Nany dijo…
Hermosas fotos y hermosos lugar, es lo que se puede llamar un paraíso!!. saludos
Buenos recuerdos me trae esa ruta, aunque terminé con los pies molidos merece la pena de todas formas.
Imágenes preciosas.
Saludos.
XuanRata dijo…
Estoy alucinando con esta ruta fantástica. ¿De verdad que todo esto está en la provincia de Jaen? ¡Si parece la Garganta del Cares en los Picos de Europa! ¿O será al revés, que los Picos se parecen a la Sierra de Cazorla?
Uno de los defectos que tenemos por aquí arriba, en la Cornisa Cantábrica, es que nos creemos que no hay nada comparable a nuestra tierra y los elogios de nuestros visitantes nos ayudan a confirmarnos en nuestra falsa impresión. ¡Qué pena que esteis tan abajo y tengais tanto calor! El año que viene me tengo que hacer un hueco en abril como sea para bajar hasta tu tierra.

Un blog supergeneroso el tuyo, en todos los sentidos.

Un saludo.
Chary Serrano dijo…
Es todo precioso, me encantan esas fotografias tan maravillosas.


Pasate por mi blog de Córdoba, que te he dejado un premio para cada uno de tus blogs
Noni de Guareña dijo…
Viendo estas imagenes tan preciosas, no entiendo que tengamos que salir fuera de España con las maravillas que tenemos.Felicitarte por tan bonito blog, he accedido a el a traves del de Eugenio que es un artista con la camara como tú. GRACIAS por compartir con el resto del universo estas maravillas