Valle del Guadiana Menor (el Mirador del Lirio)

Desde el Mirador del Lirio
A unos seis km., en línea recta y en dirección suroeste, de Pozo Alcón se abre el valle del Guadiana Menor, principal afluente del Guadalquivir. El mejor punto de observación de este valle es el “Mirador del Lirio”. Este es un punto estratégico, que cuelga a unos 400 m. de altitud sobre el valle del Guadiana Menor y en el que podemos encontrar un vértice geodésico. Unos 200 m. antes de llegar debemos de parar el coche para contemplar la inmensa mole de arenisca que queda suspendida sobre el valle y en el que podemos encontrar aves propias de los cortados como los cernícalos, las chovas, los aviones roqueros, las alondras, las perdices, las collalbas, etc…
Panorámica del Mirador del Lirio
Sorprende el contraste entre los diferentes entornos de este paisaje. Aquí, junto al Guadiana Menor, podemos observar fenómenos de desertización provocados por causas térmicas, pluviométricas, y de uso y manejo del territorio. La fuerte alteración de los suelos viene precedida de una importante perdida de vegetación por causas agrícolas y ganaderas. Casi todo el paisaje observable a lo lejos y a nuestra derecha, pertenece al Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas cuyo límite sur lo delimita este río.
Entorno pseudo-estepario
Se trata de un entorno pseudo-estepario particular, ya que se encuentra aislado por importantes sierras con altitudes, condiciones pluviométricas, y vegetación bien diferenciada. Esta mancha árida inmensa en un paisaje eminentemente de sierra y verdor sorprende enormemente creándose unas condiciones particulares para la instalación de vegetación rala. Dominan el esparto, la retama y el tomillo, mezclados en las parcelas de cultivo con olivar y almendro y en la ribera con tarajes.
Barrancos de blandos materiales sedimentarios
Los barrancos y cárcavas formados sobre los blandos materiales sedimentarios que descienden buscando el valle atrapan de inmediato al espectador. Abajo ya se intuye el paisaje, un ancho valle por el que el río serpentea formando hermosos meandros, entre chopos y olivos, buscando pausadamente la salida a la libertad que supone el ancho océano. Llegados propiamente al salto del Lirio, el paisaje es espectacular. Al norte, sobrecogidos por una visión singular, encontramos la población de Hinojares, una pequeña mancha verde en un paisaje desértico.
Panorámica de las estribaciones de la Sierra del Pozo
Por detrás incluso de las estribaciones de la Sierra del Pozo, asoma el pico del Rayal, que con sus 1.835 m. observa indolente la población de Tíscar, siendo visible la torre del castillo de Peña Negra, que se asienta sobre el Santuario y la población que desde aquí también se divisa. A medida que dirigimos nuestra mirada hacia el este encontramos la caseta del Pico Cabañas, que con sus 2.028 m. es la elevación más alta de la Sierra del Pozo, dentro de la comarca de Cazorla.
Enorme diversidad de paisajes
Siguiendo el paisaje hacia el este nos encontramos con la silueta cónica e inconfundible de la Sierra de la Sagra (2.382 m.); la población de Pozo Alcón; los Llanos de Cortes y Jabalcón; la población de Cuevas del Campo; la Sierra de Baza; la depresión de Guadix, con Sierra Nevada al fondo; el valle del Guadiana Menor (ya al sur); Peña Cambrón (1.191 m.) al oeste; los Cerros de Úbeda y las dos ciudades monumentales: Úbeda y Baeza y los picos del Guadiana (751 m.) al noroeste en dirección aguas abajo del valle, que con su singular cresta aparentan ser el lomo de un reptil.
La zona más seca del Parque Natural
Estamos ante una visión única de la zona más seca del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Las precipitaciones se encuentran por debajo de los 250 mm. y los afloramientos de yesos y otros materiales salinos dan lugar a una riqueza florística única. El número de especies endémicas en la zona es muy elevado, siendo el valor ecológico de la zona muy alto. También se pueden encontrar diapiros de roca subvolcánicas, yacimientos de fósiles, poblados ibéricos (en los Castellanes de CEAL), las Salinas de Chíllar o Hinojares (de las que se extrae sal de mesa).
Panorámica del Valle del Guadiana Menor
Otra posibilidad, muchas veces desdeñada es emplear este mirador como punto de observación astronómico. Lejos de fuentes de contaminación luminosa, el pasado se abre paso en infinidad de puntos luminosos, entre los que algunos cuerpos más cercanos, nuestros hermanos en girar alrededor del sol, nos asientan en el presente. Aunque solo sea por reconocer las principales constelaciones y cuerpos celestes de nuestra bóveda, el paseo merece la pena. ¿Y que decir de una mirada al valle en plena luna llena?

Comentarios

mojadopapel dijo…
Preciosas fotos, no conozco Cazorla es una asignatura pendiente, pero he pateado mucho por la Sierra de Hornachuelos, y existen tambien parajes espectaculares. Un placer contactar con tu blog, te visitare.
mi despertar dijo…
Me encantaron las imágenes. pero me resultó dificil leerte, muy claras las letras
hermoso blog
Qalamana dijo…
Qué maravillosa es tu tierra :)
Thais dijo…
Hola Abraham
Por su mensaje en nuestro blog entramos aquí para conocer el tuyo. Muy interesante su trabajo con la divulgación de Cazorla y tambiém muy bonitas las imágenes.
Saludos
Thaís y Thiago
Que contraste las imágenes del post anterior con estas, pero así son las tierras de esta "piel de toro".

Gracias como siempre por mostrarnos tu tierra.

Un abrazo.
mingo dijo…
Excelentes vistas y panorámicas del valle del Guadiana, como siempre una sensacional y espectacular seie. Saludos!