Desempolvando sus viejas calles

Calle Llana
La importancia que adquiere la arquitectura en la vida del espíritu de un pueblo, es enorme, dado que no sólo tiene que ver con los problemas técnicos de la construcción o la expresión estilística de ésta, sino que también engloba los problemas de la vida cotidiana, contemplando y ensalzando las necesidades religiosas y las razones éticas de cada pueblo en el tiempo y en el espacio. Observamos que cada estilo tiene su origen en el espíritu de su tiempo, al igual que cada relación de la conciencia humana se identifica con el propio universo.
Desde el balcón donde nací
Cualquier pueblo podría contar su historia por medio de sus calles. Sabe Dios a cuánta gente han visto pasar las milenarias calles de Cazorla, aunque las características constructivas, el entorno y hasta los nombres de las calzadas, hallan cambiado. Cuantas ilusiones, cuantas esperanzas se gestaron en sus viejas calles… Nací en una de esas empinadas calles, -la calle de San Juan-. Por aquellos tiempos los portales estaban abiertos de par en par, todavía existía la Solidaridad entre sus vecinos sin apenas tener que expresarla, como un gesto natural y completamente espontáneo de la época.
"Trabajando en el andamio"
Los pueblos como las mujeres se disfrutan en el cuerpo a cuerpo. Hay que acercarse a ellas y dejar que nos regalen sus olores, que nos hablen, que nos refresquen sus sombras o nos acaloren sus rayos de sol, y nos permitan participar de sus tesoros. Por regla general el alma de un pueblo suele vivir en las calles del centro histórico. El pueblo viejo, la zona monumental. Vericuetos desordenados de calles, plazas y callejones que en Cazorla se pueden desparramar alrededor de una iglesia, siguiendo el curso del río Cerezuelo, salvando grandes pendientes, o bordeando las murallas del castillo, hoy tal vez desaparecidos o camuflados por otras construcciones que se sirven de sus muros para mantenerse en pie.
"Al fondo las Ruinas"
Aquí las viejas calles se identifican con viejos nombres, cada uno con su porqué, cada cual con su significado. La Calle de la Herrería, la Plaza de Santa María, la Calle de la Hoz, la Plaza de la Corredera. Nombres de oficios y gremios ya desaparecidos que en tiempos las poblaron y en ellas trabajaron, crecieron y desaparecieron. Nombres que nos hablan de acontecimientos que conmovieron la ciudad, de los usos que le dieron, o simplemente nombres que nos ayudan a entender mejor dónde estamos, de dónde venimos…
Barriada del Solar
Hermosos nombres aquellos con los que la sabiduría popular bautizó ciertos lugares: Camino del Ángel, Paseo del Solar, Fuente de la Peña, Camino de la Luz, La Nubla, Cantarranas, Peña de los Halcones… que tuvieron, y algunas aún conservan, un encanto de bella poesía. Y es que, hoy en día, con la polémica del nombre de las calles, estas -calles del progreso- , pierden su encanto y aparecen como una retícula de vías más o menos ordenadas que en absoluto nos emocionan y a las que se empeñan en poner nombres de personas más o menos importantes, de lugares geográficos más o menos ajenos, de poetas tan afamados que en la vida hemos leído.

Comentarios

Juan Carlos dijo…
Me gusta el tono que le has dado a las fotos, dan sensación de otro tiempo. Te he añadido a mis enlaces, me encantan las panorámicas de Cazorla.
Juan Carlos dijo…
Por cierto... te he añadido en los enlaces de mi blog "Fotos de cualquier parte"
mingo dijo…
Espectacular virado a sepia, le has dado una tonalidad que parecen que sean fotos antiguas. Me gustan mucho. Saludos!
nieves dijo…
Muy bonito este reportaje. Verdaderamente las calles antigüas conservan un encanto especial. Nos hacen recordar que antes de nosotros, pasaron otras vidas, llenas de luchas y gozos. Personas "importantes" que fueron capaces de edificar iglesias, castillos y edificios prestigiosos, que superviven en el tiempo, pero ELLOS, los "importantes", se han ido. Sí los barrios antigüos, nos hablan, nos cuentan historias y nos ponen en contacto con la realidad, si sabemos ver y escuchar.
Yo hoy gracias a tus instantáneas, veo un pueblo cargado de historias. Hagamos lo posible para que estos pueblos perduren, y no acaben como cimiento de edificaciones cuadriculadas e impersonales. Aunque afortunadamente, en la Sierra de Cazorla, esta posibilidad estará lejana.
Saludos.
Realmente son fotos antiguas, de mi niñez, cuando aun el negro asfalto no había hecho acto de presencia, y las calles estaban empedradas. Gracias a todos por vuestros comentarios y espero, próximamente, colgar más de este tipo.
xtco dijo…
tienes verdaderas joyas ... espero que las hayas escaneado para deleite de futuras generaciones...

sl2
Javier dijo…
Me gustan las fotos en ese sepia que evoca lo retro que refuerzas en tu escrito, sin duda que las calles, casas y demás lugares de otras épocas nos cuentas historias.

Saludos
Eugenio dijo…
Enhorabuena Abraham por tú reportaje de fotos antiguas, es el contraste entre el ayer y el hoy.
Gracias por tus instantáneas.
Un saludo.
Eugenio.
Luisilla dijo…
Qué bonitas! no te da un poco de pena? a mi me pasa cuando veo fotos antiguas de Sabiote, el pueblo de mis padres y veo cosas que ya no existen... Como siempre, un post precioso.
Manuel Amaro dijo…
Preciosas las fotos.
Sin duda evocan recuerdos de una época que pasó y sus gentes.
Hola Abraham, preciosas fotografías antiguas aunque ya las había visto en la sección que tienes dedicadas a ellas.
En cuantito tenga tiempo te enviaré unas cuantas fotos antiguas de Cazorla hechas por el Dr. Arturo Cerdá y Rico, un médico que vivió en Cabra del Stº Cristo desde finales del siglo XIX y principios del XX, seguro que te gustaran estas fotos pueden ser de 1905 o por ahí, realizadas en una de sus múltiples visitas a Cazorla y su sierra.
Un saludo desde Mágina.
Angel