¿Hay otra manera de visitar Cazorla?

Ruínas de Santa María
En Cazorla hay muchas rutas turísticas señalizadas. Quizás, la referencia principal del viajero va a ser la plaza vieja (s.XV-XVI). Era el centro de la villa e incluso llegó a convertirse en más de una ocasión en una plaza de toros. Aún se conserva la capilla donde rezaban los toreros, aunque ahora forma parte de una casa particular. Una vez en las ruinas, el viajero puede emprender un paseo por los molinos que hay en el río Cerezuelo. Eran antiguos molinos de harina que ahora se han rehabilitado. Están rodeados de naturaleza. Durante la caminata –de poco menos de una hora– el turista va a disfrutar del olor a tierra mojada. Tras el paseo, es aconsejable volver a la plaza para tomar algún tentempié en algunos de sus bares.
Descanso en la Plaza Santa María
Después de tomar fuerzas, el viajero puede disfrutar en el casco histórico de un agradable paseo por sus callejuelas de trazado árabe. Una de las más singulares es la de los Trancos. Abunda la arquitectura popular y las cuestas. Muchas de estas calles desembocan en huertos que permiten contemplar paisajes espectaculares. Desde el barrio antiguo también se accede a la zona de los miradores. Son tres y están separados por unos 200 o 300 metros. Las vistas son de ensueño, magníficas. Se puede admirar una vista área de Cazorla, descubrir la silueta de los pueblos de La Loma y Las Villas (Úbeda, Baeza, Villacarrillo, Iznatoraf...) y parte del mar de olivos que envuelve a la provincia de Jaén. Las puestas de sol son espectaculares.
Vista de Cazorla desde los Merenderos
Desde la localidad de Cazorla, que en sí misma merece un paseo, se puede visitar un lugar entrañable por el cual parece que el tiempo no transcurra con la velocidad cotidiana a la que nos tiene acostumbrados. Un paseo por las calles de La Iruela relaja el ánimo y nos permite saborear la paz de las callejuelas y la impresión de estar situada en un roquedo al límite de la sierra y la campiña donde la marcialidad callada de los olivos es un espectáculo para la vista con su inmensidad. Desde aquí puede realizarse la subida hacia el Parque Natural por dos vertientes, hacia los cortados del Chorro donde puede admirarse el espectáculo del vuelo majestuoso de los buitres tan cercano que se percibe el corte del aire por sus alas.
Castillo de La Iruela
Estos recorridos relajan al más nervioso. Se pueden hacer en una o varias jornadas, dependiendo del tiempo del que se disponga. También se puede visitar el Centro de Cría del Guadalentín, a unos 23 kilómetros del pueblo, que está dedicado a la recuperación del Quebrantahuesos. En la plaza vieja se encuentra el centro de interpretación donde los interesados pueden recabar información. Hay muchas rutas por descubrir en el municipio de Cazorla.
Calle típica de Cazorla
Aunque el otoño es la época más propicia para caminar por los senderos de Cazorla, cada estación tiene su encanto en el Parque Natural. Al principio de los años setenta el turismo que acudía a las sierras de Cazorla, venía provisto de una tienda de campaña y un buen surtido de viandas, acampaba y realizaba esporádicas salidas por el campo. Casi siempre se aprovechaba la bonanza estival para disfrutar de la serranía y de sus aguas cristalinas, donde se bañaban familias al completo en los meses de verano.
Vista del Gilillo
Hoy día el perfil del visitante que se acerca a Cazorla es muy variopinto, casi diríamos que una verdadera miscelánea. Se agrupan intereses como el senderismo, los deportes de aventura, la caza, la búsqueda del descanso o simplemente el conocimiento de una zona, el Parque Natural más extenso de España, con variedades suficientes para saciar las expectativas de cualquiera, sea cual sea su motivación.

Comentarios

Javi dijo…
No me canso de ver la belleza de Cazorla, sorprende ver la arquitectura hecha ruinas en medio de la naturaleza, las casas de varios pisos y las angostas pero amables calles que entre las mismas casas se abren paso.

Buenas fotos

Saludos
Luisilla dijo…
Pero Abraham, chico, de dónde sacas esas fotos tan maravillosas??? Está claro que este verano tendré que esforzarme para hacerte la competencia jajaja, aunque me lo pones difícil!!! Un abrazo y hasta pronto.
Galileus dijo…
Me has transportado en un vuelo imaginario por tu tierra, Cazorla. Realmente la admiro con cada post tuyo...

Un abrazo fraterno!

Galileus.
Hola Abraham, no se si recordarás que hace tiempo dejaste un comentario en mi blog, disculpa pero como apenas suele haberlos ni me habia fijado hasta que hoy repasando las entradas lo he visto. Solamente queria agradecerte el comentario y decirte que la zona de cazorla desde luego es una zona preciosa y que espero poder visitar. Un cordial saludo