Recuerdos antiguos de la Corredera

Vista de la Corredera
Reclinado sobre una balaustrada con calados y retorcidos farolillos de forja sevillana y adornada con una trepante yedra, y oyendo el ruido de su aledaña fuente, que parece hablar a través de su pétrea carátula, sueño despierto a esta plaza de la Corredera. Es un recinto donde se archivan nuestras añoranzas. Desde aquí, cualquier cazorleño puede rememorar su antigua historia, sus juegos de infancia, el cotidiano vivir de sus paseos; es un rincón predilecto tanto por jóvenes como por viejos.
Te sueño Corredera viéndote tal y como te guardo en mi corazón, tal y como eras antes de tu cambio que anulo tu aire pueblerino.
Fuente en la Corredera
Tus farolas majestuosas, de tosco fuste y farolillos a juego con los de la balaustrada desde donde te sueño, a cuyo alrededor los niños dan vueltas con sus juegos llenos de encanto e inocencia, donde sus baldosas de cemento y sus árboles rodeando el “Huevo”, son en definitiva el tablado y decorado imaginario del pueblo, donde los actores son todos aquellos que lo paseamos, y el resto de los paisanos la critica y público que censura, aplaude o abuchea, se alegra o entristece según presentemos nuestro papel.
Pero Cazorla también se cansa de su pasado como cualquier pueblo que no quiere perder la comba del modernismo, como clara y equivoca visión de prosperidad ante la galería que no ha vivido de estos momentos y añoranzas.
Vista de la Corrdera
Pero la vida pasa para todos y también para Cazorla. Antes de este cambio tan sustancial en el paisaje urbano de este pueblo, ya contaba mi abuelo sus paseos por esa más antigua aún Corredera donde a el le oí hablar de la castiza barbería de un tal Antonio, tocayo suyo por cierto, donde también el progreso le llevo a colocar los primeros sillones tipo americano, esos de palancas niqueladas como la de los quirófanos, me decía, y asientos basculantes, todo un lujo y placer para el afeitado.
O de la posada del tío Felipico, o el Círculo de Artesanos y el Bar Plus Ultra, el Hotel Betis con servicio de agua corriente, la taberna Angelino, con sus paredes llenas de jaulas de canarios, la escuela de doña Catalina…

Comentarios

Mª Gemma dijo…
Como siempre al leer tus articulos, tengo la sensación de estar en Cazorla.
Me ha gustado el artilugio de ClickComments y lo he añadido a mi blog.
Un saludo
BlasFT dijo…
Tus artículos (he ojeado algunos) desbordan pasión por tu querida Cazorla. ¡Enhorabuena!
Mi "blog" es viajera de otros lugares y mundos lejanos, como podrás comprobar cuando quieras. Tienes "tu casa en ella".
angie dijo…
Me ha encantado tu blog. Se nota que eres un enamorado de estas tierras.Espero poder contribuir algun día con alguna foto en tu otro blog.
nieves torres dijo…
Hola Abrahan, soy nieves. No sé si te acuerdas entrastes un día en mi blog(vidabohemianieves)y a través de un comentario que me hicistes, yo conocí el tuyo. El caso, que quiero ir a sierra de cazorla para el puente de diciembre y quería que me aconsejaras qué hacer y lo más importante, alojamientos. Un beso