El olvidado Monasterio de Montesión

Vista general del Monasterio
Esta fundación se remonta hasta el año 1.625 y fue realizada en honor de la Virgen de Montesión y de San Paulo, primer ermitaño, siendo su fundador San Julián Ferrer, Presbítero, según reza en una inscripción sobre gruesa mole que cimienta el edificio. El texto en latín, es el siguiente: D.O.M. B Q V MARIAE DE MONTESION B PAULO PRIMO EREMITE MAGNO PATRAE DE SANIVLIO FERRER PRESB. EREMO HVIVS SER EREMI FUNDATORE FFERE ESTRUCTAE, AÑO 1.625.
Su traducción castellana puede ser la siguiente: - A la Bienaventurada Virgen María de Montesión y al bienaventurado Pablo primer ermitaño y gran padre de San Julián Ferrer Presbítero ermitaño fundador de este sagrado retiro. Se construyó en el año 1.625 -.
El humilde campanario de piedra toba
El Monasterio, tal y como se nos ofrece ahora, es una construcción rudimentaria, aprovechando un gran desnivel del terreno, construido en parte sobre roca viva y en parte de gruesos muros de mampostería con algún esquinazo o cimiento de duros sillares. Amplio tejado de gusto norteño, y en su única fachada, de superficie quebrada, hay pequeñas rejas y ventanas que la embellecen. Por los otros lados lo cubre la roca en que se asienta, la que se nivela por su altura con las tejas del edificio.
Vista desde la entrada al recinto
Su acceso, en un bello rincón, al que se llega por un paseo en pendiente con cipreses, abre su pequeña puerta principal, y a continuación otra algo mayor que accede a su Capilla, bajo arco de medio punto. Resalta, muy poco más que el tejado, una torre muy pequeña, de sillería de toba, la cual tuvo en su época dos pequeñas campanas para llamar a los monjes en las horas de penitencia, pero estas campanas fueron desmontadas por unos infieles, rompiéndose al ser lanzadas desde la torre; después de la liberación parte del bronce sirvió para fundir las nuevas de la Iglesia de San José de Cazorla.
Vista de la Portería de entrada
Su nombre religioso es el de Desierto de Montesión, y su orden la de los ermitaños de San Antonio y San Pablo. Este monasterio se levantó después de aparecérsele la Virgen María, a su fundador, en una cueva al lado de lo que en la actualidad se encuentra la Capilla. Su arquitectura es bastante desigual, tanto en calidad como en terminación. La parte más importante del edificio puede ser su Capilla, el resto ha sufrido considerables remodelaciones, sobretodo a partir de la desamortizaciòn de Mendizabal, y últimamente, a partir de los años setenta, con la vuelta de los hermanos ermitaños que acondicionaron algunas de sus partes.
Vista del Monasterio
Esta Capilla es pequeña, de planta de cruz latina de una sola nave que esta cubierta con bóveda de medio cañón, las dos laterales de crucería y en el centro, una magnifica cúpula sostenida sobre trompas. Se conservan, aunque necesitarían una pronta restauración, sus nada despreciables pinturas al fresco de sus bóvedas, especialmente las de la cúpula, con retratos de otros tantos santos ermitaños y sus correspondientes alegorías. En las pinturas de las naves del crucero, se observa escenas y objetos que tienen que ver con la pasión de Cristo, adornadas con otras representaciones animalisticas y figurativas de variada índole.
Campanario actual
Los muros, pilastras y pilares en su parte baja, están decorados con pinturas algo esquematizadas de candelabros, ornamentos varios, de gusto renacentista italiano, pero de detalles barrocos y vivos colores; sobre los arcos torales laterales del crucero hay, en uno un ángel vestido al estilo flamenco, con los ojos vendados, y en el otro, una Santa María Egipciaca, portadora de una antorcha: entre otras cabezas de angelotes que en ambos se ven, hay dos inscripciones alusivas a las figuras principales. De estas inscripciones, una dice: - BEATI QVI NON VIDERUM ET CREDIDERUNT – y la
Vista desde la entrada al recinto
otra – SINANT LUNBI VESTRI PREVECI LUCERNA E IN MAMBUS VESTRI -. La traducción respectiva de estas puede ser: de la primera – BIENAVENTURADOS LOS QUE NO VIERON Y CREYERON -, y de la segunda – ESTÉN VUESTRAS CINTURAS CEÑIDAS Y LAS CANDELAS ENCENDIDAS EN VUESTRAS MANOS -. Toda la pintura antigua de la Capilla está hecha al fresco.
Pinturas al fresco de la Capilla
Sobre la puerta de entrada había una hornacina con una pequeña Virgen, y en el suelo unas losas de mármol blanco donde antaño se acostaban, para besar la tierra y orar, aquellos santos anacoretas que moraban en el Monasterio, pero esta solería de mármol fue arrancada y trasladada al presbiterio de la Iglesia de San José, de Cazorla. La buena intención del que hizo esto, no atenúa la falta de respeto y cariño a nuestras viejas cosas cazorleñas.
Imagen de la Virgen de Montesión
Las pinturas de la nave principal debieron ser bastante posteriores en el tiempo, ya que tanto los pigmentos como el trazo, dista mucho de la calidad de las anteriores.
El resto del edificio, aunque arquitectónicamente no es tan importante, si lo es para comprender la forma de vida de estos ermitaños, sus carencias y austeridad, todo ello con una disposición de estancias desarrolladas a partir de la Capilla y adaptándose a la topografía del lugar.
Pinturas al fresco de la Capilla
En cada planta hay varias celdas angostas, propias para la vida de los ermitaños, y una cocina común para hacer sus comidas todas juntas, porque estas dependencias individuales no tienen sendos fogones como en otros monasterios, además de una sala comedor, donde se reunían todos para comer.
También hay amplias corralizas y tinadas, ya que anteriormente, en la guardia del ganado habrían de ejercitarse los antiguos moradores del Monasterio, aunque también se dedicaran a labores agrícolas.
Cimentación en la roca
En el año 1.764, el Prior de la Congregación, solicitó del Prelado de Toledo ayuda económica por padecer extrema necesidad. Igualmente sabemos que en 1.807 era hermano mayor de este Desierto de Montesión de Cazorla, el hermano Pedro de Cristo, persona muy relevante en su Congregación, cuyo retrato al óleo, con una escritura alusiva al Monasterio, se puede observar en el atrio de la capilla de las ermitas de Córdoba.
Cimentación encalada
Es muy posible que hacia 1.876, fuese hermano mayor un tal Francisco Gázquez, según se lee en una inscripción borrosa, conmemorativa de la deplorable pintura hecha sobre la bóveda que cubre el coro de la Capilla, pintura influenciada por las modas del -estilo imperio-. Esta inscripción reza así: - SE PINTÓ ESTA NAVE EN EL CORO A DEVOZ DE FRM M FRANCISCO GAZQUEZ. AÑO DE 1.876 -.
Detalle en una puerta
Posteriormente, por disposición legal de la desamortización, el Monasterio y su huerta cercana pasaron a posesión del Ayuntamiento de Cazorla, cediendo esta en explotación, unas veces a los políticos que estaban en el candelero, y otras a arrendatarios mediante subasta, mientras el edificio fue utilizado en ocasiones como residencia de ancianos Sacerdotes, como Don Eusebio Almansa, o de algún fraile de distintas órdenes, que lo ocupaba temporalmente, y también como Colegio de segunda enseñanza, llamado de Montesión, allá por el año 1.906, e incluso de refugio de enfermos incurables.
Camara y formación de cubierta
Las abundantes limosnas de que nos informara el Vicario de Cazorla hacia mediados del siglo XVIII, fueron dedicadas por los ermitaños, enemigos del disfrute de las riquezas materiales, a embellecer su Monasterio, que en su época debió de ser una verdadera joya, un bellísimo museo.
Camara
Cuentan los más viejos del lugar, que un tal Retana, adquirió y se llevó nuestras viejas joyas de arte; claro es que hoy casi estamos orgullosos de su conducta, pues quizá los lienzos y tallas que se llevó, si a nosotros nos las quitó, puede que aún estén expuestas en algún museo público o colección privada de esos mundos de Dios, mientras lo que aquí quedó, fue destruido por el odio y la ignorancia de unos nefastos cazorleños.
Salida a la parte superior del Monasterio
Este Monasterio ha sido siempre el gran olvidado por todos, hasta que en 1.959, un grupo de cazorleños, tuvo la virtud de impresionarse por sus ruinas enclavadas en este maravilloso paisaje, de su recuerdo histórico, de su significación religiosa, e hicieron que naciera un movimiento restaurador de aquel cazorleñisimo Monasterio. Pero pronto comprendieron que para continuar con esta tarea, hacia falta constituir un órgano adecuado y formaron para ello una Junta para la reconstrucción y restauración del Monasterio de Montesión, formada por un total de 14 miembros, siendo por aquel tiempo su presidente D. Arcadio Martínez Gallego.
Dormitorio del hermano Antonio
En la actualidad, este edificio esta habitado por un hermano de la orden (D. Antonio Rodríguez Roldán) donde profesa sus creencias religiosas de una forma monacal y en medio de la más absoluta austeridad.
El hermano Antonio, como le conocen sus vecinos, es el último exponente de la orden de San Pablo y San Antonio Abad. Esta se disolvió hace unos siete años y todos sus miembros se integraron en los franciscanos. Todos menos el hermano Antonio, que se resiste a abandonar el lugar en el que ha pasado buena parte de su vida a pesar de su estado de ruina y al anuncio del Ayuntamiento cazorleño de construir allí una hospedería para el turismo rural.
Frases alusivas
En mi visita a este maravilloso lugar, realizada el día 16 de Septiembre de 2.007, tuve la gran oportunidad de poder conversar con el hermano Antonio. Como el mismo me dijo, nació hace 67 años en el valle granadino de Lecrín. Muy joven se hizo ermitaño y empezó a profesar los votos de pobreza, castidad y obediencia de la orden ya desaparecida. Desde su llegada al monasterio de Cazorla su vida ha girado en torno a esos valores espirituales. Desde que hace ocho años falleció el padre superior de la orden, el hermano Antonio es el único morador del Monasterio.
Un curioso y modesto Belén
Durante algún tiempo, se vio obligado a no pernoctar en este al alertar el Ayuntamiento del riesgo para su integridad física por el deterioro del mismo. Por entonces, pasaba el día enclaustrado entre las sobrias paredes conventuales y por la noche se iba a dormir a una casa en Cazorla hasta que terminasen las obras de restauración promovidas por el Ayuntamiento.
"La vida en el monasterio se basa en la oración y el trabajo”, “porque la vida es corta pero cansina”, me decía repetidas veces. Él mismo era el encargado de trabajar en su pequeña huerta, en la conservación del inmueble y en tareas artesanales que le sirven para fabricarse sus propias prendas de vestir, aunque ahora la huerta la ha dejado porque ya tiene demasiado trabajo, me comentaba.
Ventana al final del pasillo
Recuerdo aún con que felicidad y entusiasmo nos enseñaba su humilde morada, que alegría le proporcionaba cualquier pequeño detalle del Monasterio, como un simple palo era su percha, como nos explicaba el por qué de los agujeros en la mesa camilla, como subía las escaleras de peldaños irregulares con la misma ilusión, creo, que el primer día, pero con el cansancio del pasar de los años. Antonio Rodríguez mantiene intactos los valores de la orden que eligió para dar sentido a su vida.
Sala Capitular
En una ocasión vinieron desde el programa de Paco Lobatón, “Sietelunas” y me explicaba que le hicieron una entrevista en lo que el llamaba la Sala Capitular, que era el centro de reunión de todos los ermitaños para hablar sobre sus quehaceres, una entrevista donde me situaba al menos siete periodistas y fotógrafos sentados en las sillas… Este lo bautizo con el seudónimo de UN ALMA SIN COBERTURA.
Comedor
Sus valores asociados en muchos casos al sacrificio y la castidad, como la disciplina de la flagelación practicada hasta hace pocos años todos los viernes del año. Ahora quizá el mayor sacrificio de Antonio es el de acceder todos los días al Monasterio, ubicado junto al cerro de Salvatierra y cerca del castillo de las Cinco Esquinas, por una vereda que se ha convertido en pista transitable para vehículos gracias a su ahínco y esfuerzo por conservar su pobre pero enriquecedor patrimonio que es su Monasterio de Montesión.
Chimenea de la cocina
En la actualidad, al ermitaño, le queda el magnifico apoyo que le prestan los miembros de la asociación Montesión de Amigos del Patrimonio de Cazorla, que lucha por el mantenimiento y la revitalización de un Monasterio desconocido incluso por muchos vecinos del pueblo. Desde aquí le doy ánimos para que sigan en su empeño por lograr conservar y cuidar este lugar y que sea conocido y admirado, no solo por los cazorleños, si no por todos los que un día oigan hablar de este nuestro Monasterio.
Despedida del hermano Antonio
Todos los años, en el último domingo de Septiembre, se realiza una Romería en este entorno de la Virgen de Montesión. La venerada imagen es procesionada por los alrededores del Monasterio. Desde aquí, os invito en su nombre para que participéis en este acto religioso, enclavado en uno de los parajes más llenos de encanto y belleza de tona nuestra Sierra.
Muchas gracias por todo amigo Antonio.

Comentarios

Caminante dijo…
Abrahan, enhorabuena por este articulo. LLevo años queriendo visitar este monasterio del que habia oido hablar. Hoy mismo acabo de regresar de Cazorla, y he sacado alguna fotos de el ( no sabia exactamente donde estaba situado), y espero poder verlo de cerca en la proximas semanas.
Felicitarte igualmente por el blog, del que habia tenido noticias a traves del Foro de Cazorla. Un saludo
Bruxia dijo…
Hola Abraham!!

Antes que nada gracias por pasearte por mi blog y dejar tu comentario, me ha gustado mucho el tuyo, y me gustaria si estas de acuerdo poner algo sobre el tuyo en el mio va?


Gracias!!
jose dijo…
hola buenas me gustaria saber si sabes como contactar con el ermitaño te dejo mi msm es para cuestion de vocaciones
jose dijo…
hola me gustaria saber si sabes como contactar con el hermano ermitaño para una cuestion vocacional te dejo mi msm requenaroda@hotmail.com
ROSA KORRES dijo…
HACE UNOS 20 AÑOS, PASEANDO POR LAS CALLES DE CAZORLA, ME CRUCÉ CON UN MONJE, AL PREGUNTARLE A QUÉ ORDEN PERTENECÍA ME DIJO QUE ERA EL PADRE JUAN , ABAD DEL MONASTERIO DE MONTESIÓN.
VIVÍA PARTE DE LA SEMANA EN EL PUEBLO DE CAZORLA, VENDIENDO ARTESANÍA QUE LOS PROPIOS ERMITAÑOS HACÍAN.
OTROS DÍAS VIVÍA EN EL MONASTERIO, AL QUE ACCEDÍA EN UN BURRITO, DECÍA QUE NO QUERÍA ASFALTAR EL CAMINO PORQUE ASÍ PRESERVABA LA INTIMIDAD DEL MONASTERIO Y QUIEN QUISIERA VERLO QUE FUESE ANDANDO.
TUVE LA GRAN SUERTE DE SER INVITADA POR ESTE GENEROSO MONJE A VISITAR EL MONASTERIO,Y ME QUEDÉ REALMENTE IMPRESIONADA POR LA AUSTERIDAD Y BELLEZA DEL ENTORNO.
ENTONCES TENÍAN PEQUEÑAS CELDAS PARA QUIEN QUISIERA PASAR UNOS DÍAS MEDITANDO.
TAMBIEN VISITÉ SU CASA, LLENA DE FOTOGRAFÍAS DE PERSONALIDADES DE LA ORDEN DE MONTESIÓN.
SIENTO DE TODO CORAZÓN QUE SÓLO VIVA UN ERMITAÑO, Y QUE ESTE MONASTERIO DESAPAREZCA.
OJALÁ ENTRE TODOS PODAMOS HACER QUE ESTE LUGAR VUELVA A RECUPERAR LA VIDA QUE YO SENTÍ EN MI VISITA.
REALMENTE ME SIENTO AFORTUNADA POR VIVIR ESTA EXPERIENCIA
Anónimo dijo…
Aqui en la provincia de Cordoba en concreto Hornachuelos, tambien hay un monje de la Orden Ermitaños Carmelitas.
UAF Templers dijo…
Estimado amigo Abraham López,
Estaríamos interesados en podernos facilitar los datos de contacto de la Asociación de Laicos del Monasterio así como los del Padre Antonio, si es posible, indistintamente. El motivo es por un posible proyecto vocacional en el mismo monasterio.

Atentamente,
+Fr. Juan Antonio de Ojeda, omt
omt.somth@gmail.com
Elena dijo…
Estas Navidades hemos pasado unos días en Cazorla, y realmente nunca pensamos que íbamos a encontrar lo que allí hallamos. Teníamos mucha curiosidad por conocer el Monasterio de Monstesión, y en especial a Fray Antonio. Debido a la dificultad del acceso y yendo con dos niños pequeños nos tuvimos que resignar a verlo ya que no podíamos llegar a él, entonces, no sé si casualmente o no, un vecino del pueblo con el que charlamos os ofreció llevarnos hasta allí en su todoterreno, aceptamos el ofrecimiento y allí nos llevó. Qué belleza, qué bonito, qué paraje, qué paz... Pero para nuestra sorpresa nos encontramos el Monasterio cerrado, Fray Antonio, de los pocos días que ha faltado en ese lugar ese era unos de ellos, así que lo vimos por fuera.Ya de regreso al pueblo, (por cierto, un camino lleno de hielo y totalmente empinado, con un sin fín de turbulencias e impedimentos) este vecino nos llevó a su casa y Fray Antonio nos abrió, estaba muy constipado y por eso no había ido al Monasterio (claro que es normal que no fuera considerando que va andando todos los días, tarda más de una hora en llegar, muchas veces sube cargado con una saca a la espalda, y con 71 años de edad), pero aún así él estaba encantado con nuestra visita, tomamos un café con él y no puedo explicar cuan maravillosa persona es. Fue tan grato el rato que pasamos... Le propusimos que comiera con nosotros al día siguiente, y el aceptó gustoso diciendo que para él era una "obligación"; en la comida nos contó gran parte de su vida, vivencias, creencias, como se las arreglaba día a día, y sobre todo nos mostró su preocupación por qué iba a suceder cuando él ya no estuviera, no consigue que nadie llegue allí para seguir con su labor, se las arregla como puede para ir consiguiendo dinero e ir haciendo arreglos en el lugar.Esta persona hace que podamos superar cualquier crisis de fe, y también que nos enseñe lo que es, él vive cumpliendo con su voto de pobreza y ayudando a todas las personas que puede. Nos dijo que nos pusiéramos en contacto con él tantas veces como quisiéramos y así lo hacemos. Cuando nos despedimos sus palabras
fueron: "Qué día más bonito". Desde entonces él está presente en nuestras vidas y todos los días nos acordamos de él, sabemos que él reza por nosotros.
SI alquien quiere ponerse en contacto conmigo me puede escribir a este correo: elenaover@yahoo.es.
Anónimo dijo…
un buen artículo, me encanta ver cómo se comparte la información con el mundo, al fin y al cabo es del mundo, no?
enhorabuena
pedro dijo…
hola habran soy del molar madrid y desde 1973 la amistad con el padre y hermano antnio asta la fecha somos casi mas que de familia sigo en contcto con h antonio emos pasado y vivido mucho tiempo tengo muchos recuerdos buenos y malos por que evisto sufrir la perdida de su familiares poco apoco las pererias que les hacian a sus hermanas en granada son muchos años y recuerdos queria que le acompañase unavez a maruecos donde el rey hasan le imbito una semana a casa blanca todo su empeño era que le acompañase y tonto de mi no le acompañe con esto de digo todo parami cazorla es parte de mi vida cuando podiamos ir estaba orguyoso de nuestra presencia cuando estabamos ayi nos presentaba a todo el mundo como de la familia estoy tan emocionado que te cuento esto por que me haces vivir a quellos dias con eyosabra personas que les ayan conocido bien pero soy especia para sus recuerdos cada vez que veo las cartas de cuando me escrivia estando en la mili aun las guardo ya sin valor despues de los años cuantas veces e bajodo del altar la virgen y la ponia en sus andas para la procion de los cazorlenses estoy orguyoso de todo eso y aber conocido a esa jente buena de cazorla grcias por tener estos grandes recuedos del pueblo donde naciste si quieres saber quien soy el hemano antonio te dira yel tf de este molareño las faltas tio con esta emocio nodoy ala pelota
pedro el molareño dijo…
seme olvidava que siempre estaba esperando a que llegara para arreglar algunas goteras no meandao picotazos las abispas como se reiam el padre juan medecia pedro hoy hay amoniaco como no abia pues baro se ponia el brazo tela azjuntalo habran y el señor amador de burunchel asta pronto
pedro hilario dijo…
Estamos de visita en Cazorla. Después de diez años me obligue a visitar el monasterio. Esta cerrado y con una sensación de estar muy abandonado.