Notas sobre las Ruinas de Santa María

Ruinas de Santa María desde el Camino del Angel
La Iglesia de Santa María, es un templo de Salón de sesenta y tres metros de largo por treinta y tres de ancho. Tuvo tres naves de gran amplitud rematada la central en ábside, plano al exterior y con bóveda de casetones en su interior. Su fachada principal estaba pensada como gran portada enmarcada por dos torres, nunca concluidas, que enlazaban entre sí por un arco que hacía las veces de pórtico. La fachada lateral a la calle de la Hoz es réplica casi exacta de la de la Iglesia de San Miguel, de Jaén, obra al parecer de Andrés de Vandelvira. La construcción de la Iglesia se comenzaría hacia 1509, la obra fue lenta, aunque de gran unidad de estilo.
Entrada lateral por calle de La Hoz
Se empezaría con toda seguridad bajo el mandato de D. Francisco de los Cobos, que encargaría las trazas a su arquitecto Andrés de Vandelvira. Así lo demuestra, además del estilo del templo algunos detalles de canterería, portadas y molduración. A la muerte de Vandelvira, la obra debió continuar siguiendo sus trazas, pero bajo el dominio ya de la mitra toledana. Todavía se puede observar sobre las ruinas un escudo, muy deteriorado, con una cartela que reza: "Alberto, archiduque de Austria, Cardenal Arzobispo Toledano, 1596".
Arco de la entrada lateral calle de La Hoz
El templo, al parecer, nunca llegó a terminarse, aunque sí tuvo culto por un periodo de más de dos siglos, solo a falta de una de sus torres y de la bóveda de su nave central, sustituida por una cubierta provisional de madera, quemada en el bombardeo de la ciudad por los franceses. La Iglesia, incendiada por los franceses, es hoy una monumental ruina. La fecha más antigua esculpida en las partes que aún restan del monumento, es la de 1580, escrita bajo una hornacina del lado de la Epístola en la fachada principal.
Reja calle de La Hoz
De fines del siglo XVI, 1596, es otra también en la fachada, en la torre del lado del Evangelio. Y bajo la otra hornacina aún se puede leer otra que recuerda una fecha aciaga para el templo: .En el zócalo de la torre de los Camarasa está anotada la fecha de 1696 y el año siguiente, 1697, aparece grabado en la clave del arco de la entrada lateral.



Comentarios

Javier Villegas dijo…
Hola linda arquitectura del lugar, me gustó mucho esta Iglesia la verdad. Lastima que en gran proporción esté en ruinas por que dada su antiguedad debe ser muy valiosa, pero bueno esas ruinas también le dan algo de valor a esta construcción. Buen post saludos
Mª Gemma dijo…
Hola Abraham, sigo leyendote, aunque no te deje comentarios.
Un saludo