Viva el Santísimo Cristo del Consuelo

Iglesia de San Francisco
No se podría hablar de Cazorla sin hacer referencia a la impresionante imagen del Cristo del Consuelo. Fue en el siglo XVII, cuando a la llegada de una familia ilustre, Fernández Angulo y Sandoval, habilitaron una capilla para su sepultura en la Parroquia Mayor de Santa María y adquirieron un cuadro para que presidiera el altar, un cuadro que representaba la imagen de Cristo muerto en la Cruz, situado a sus pies una pareja rezando, posiblemente el matrimonio propietario de dicha capilla. Este Cristo fue llamado del Consuelo y enseguida sería centro del fervor del pueblo de Cazorla.
Dos acontecimientos que se convirtieron en tragedia para el pueblo, contribuyeron a incrementar su devoción:Una enorme tormenta que arrasó Cazorla en 1.694, inundando el templo y la Plaza de Santa María, destrozó la sacristía y casi todas las imágenes excepto la del Cristo del Consuelo. El segundo acontecimiento sucedió en 1.810 durante la ocupación de los franceses, los cuales incendiaron gran parte de los conventos y ermitas, el hospital y la parroquia de Santa María. Cual fue la sorpresa que cuando el fuego se extinguió, la imagen del Cuadro permanecía sin daños en el interior del Templo.
Cuadro del Santísimo Cristo del Consuelo
Cuando sin éxito se intentó restaurar la parroquia incendiada, el Cristo del Consuelo se trasladó a la casa familiar de sus propietarios y empezó a venerarse dicha imagen en la Iglesia de San Francisco en el año 1.815 pero ya con un cuadro distinto que el pueblo encargó, muy parecido al Cristo de Velázquez.
Se cree que a finales del siglo XVIII, un grupo de fieles se organizó como hermandad y a mediados del XIX ya se celebraba una Novena, más tarde se confeccionan los estatutos por el Cardenal de Toledo.Se propone como hermano mayor al Príncipe de Asturias y a la Reina Isabel II, los cuales envían los escudos de la monarquía española y de la casa de Borbón bordados en plata que fueron colocados sobre el cuadro del Cristo.
Altar Mayor Iglesia de San Francisco. Ubicación del Cuadro
Las fiestas de Cazorla son celebradas en honor del Cristo del Consuelo y empiezan el día 14 de Septiembre con la “entrada del trigo”, donde se ofrecen al Señor los frutos de la cosecha. El día 16, se organizan los famosos fuegos de artificio, un espectáculo de luz y sonido, en un marco incomparable como es el pueblo de Cazorla, y el día grande, el 17, la solemne fiesta religiosa donde sale el Cristo del Consuelo por las calles, un recorrido silencioso donde las campanillas de plata colgadas de la tela posterior del Cuadro rompe el murmullo de rezos de los miles de personas que se acercan para demostrar su devoción. Al llegar a la Plaza Vieja o de Santa María, pasando entre callejuelas estrechas, el Cuadro se encuentra repleto de cintas que los devotos les cuelgan desde sus balcones, miles de billetes enganchados; en esa Plaza Vieja donde nació ese fervor popular al grito desgarrado de un “ Viva el Señor del Consuelo ”.

Comentarios

Meriel dijo…
Todas las fotos son preciosas, y como buena jiennense me parece estupendo tu blog para dar a conocere las maravillas de Cazorla. Yo he ido muchas veces y me encanta,un besito.
Ciao
Juan José dijo…
Saludos, Abraham.
Soy Juanjo, de Alicante en el Recuerdo. Menuda sorpresa nos ha dado tu blog: fotos maravillosas, grandes artículos y, por supuesto, gran pasión por tu tierra.
Te deseo mucha suerte y que pronto la gente te conozca.
Desde luego, merece la pena visitarte y descubrir las maravillas de Cazorla.
Hasta pronto
Muchas gracias Abraham por visitar nuestro blog y por invitarnos al tuyo. La verdad es que nuestras espectativas se ha cumplido... tienes un estupendo blog y además unas buenas fotografías de la Sierra de Cazorla.

Para nosotros, sigue siendo una "asignatura pendiente" el conocer esa magnífica sierra, pero cada vez que hemos quedado con los amigos para caminar por esos parajes, ha surgido algún problema.

Ahora que conocemos tu blog, lo visitaremos para informarnos y seguramente si vamos te pidamos información sobre senderos y lugares interesantes.

Saludos,

Ana y Víctor.