Nacimiento del "Guad-el-Kebir"

Aguas cristalinas y transparentes
¡Detente aquí, viajero! En estas peñas
nace el que es y será rey de los ríos,
entre pinos gigantes y bravíos,
que arrullan su nacer y ásperas breñas.
El reflejo otro tiempo las enseñas,
las armas, los corceles y atavíos
de razas imperiosas, cuyos bríos
postráronse en sus márgenes risueñas
ensancha entre olivos y trigales,
y al mar corre a rendirle sus cristales.
Mas coma lleva sal de Andalucía,
sus aguas vuelve a las del mar iguales,
para llegar mas lejos todavía...
Y así van sus caudales,
triunfantes en el seno de las olas,
a las playas de América españolas.
Poema de Los Hermanos Joaquín y Serafín Alvarez Quintero
Cañada de las Fuentes. Nacimiento
El Guadalquivir es el río mas importante de Andalucía y por tanto se merece un homenaje. Las fotos que os muestro son precisamente el nacimiento del río, La Cañada de las Fuentes, a 1.350 m. de altitud, entre las sierras de Cazorla y del Pozo, en el termino municipal de Quesada, (aunque algunos cazorleños no lo tengan asumido).
Desde su nacimiento hasta su desembocadura, recorre unos 600 kms. aproximadamente. Antes incluso de surgir de su propio manantial, recibe sus primeras aguas heladas y cristalinas procedentes de las zonas más altas de la sierra de Cazorla Y del Pozo. Un poco más abajo se les une el Arroyo de la Juan Fría, Arroyo Cerezo, Amarillo y ya en el Puente de las Herrerías, el arroyo de los Habares.
A lo largo de la historia su nombre se ha ido modificando según las culturas que se asentaron en sus márgenes: El general espartano Puasanias (m. h. 468) se refirió al Guadalquivir con el nombre de "río Tartessos". Los griegos le llamaron "Betsi", los árabes "Guad-el-Kebir" (el río Grande).

Comentarios

Miguel Megias dijo…
Es curioso que estando en Africa, en Algeria, que crucé desde oeste a este en bicicleta, me topé, ya en la frontera con Tunez (en Tunez, realmente) con el nombre "Guad el Kevir" que inmediatamente reconocí como el nombre de nuestra gran río, el Guadalquivir o "rio grande". Fue una gran emoción reconocer nuestras raices africanas-árabes.