Polémica de "Huevos"

Plaza de La Corredera ó del "Huevo" (reformada)

Plaza de La Corredera ó del "Huevo" (antes de la reforma)
La Plaza de la Corredera o del “Huevo”, esta creando polémicas varias, unos dicen: "Que pena de Cazorla, que va perdiendo su esencia sin que nadie haga nada", otros: "Que pena de plaza y de pueblo; me siento como si no estuviese en el". En cambio hay quien opina: "Hemos podido visitar, la Plaza Vieja, la Tejera, y el Huevo y no entiendo por qué no os gusta,.. y decís que es cateto, pues para nada, no me lo parece, ni a mí ni a toda mi familia".
La verdad es que la balanza se decanta sobre aquellas personas que no les gusta el resultado de las nuevas remodelaciones que el pueblo esta teniendo, pero democráticamente hay que respetar a los que opinen de esta manera. Me gustaría que, todos aquellos que la conozcan, diéseis vuestra opinión. Gracias

Comentarios

Miguel dijo…
Pues aunque tarde, romperé el hielo.
Empiezo diciendo que he usado esta plaza antes y después de su reforma, aunque también he de admitir que no resido en Cazorla y solo voy una o dos veces al año, como algo más comprometido que un turista.
Para empezar parto de la premisa de que todo lo que lleva tiempo en un lugar no es que sea más valioso, pero al menos ha cogido cierto carisma.
Entrando a hierro, diré que su nueva planificación confiere algo más de protagonismo al peatón, aunque el coche sigue estando presente (dificil es otra solución) pero me parece una apuesta saludable para Cazorla priozar la peatonalización sobre todo atendiendo a unas distancias no muy grandes. El óvalo anterior correspondía a un trazado que acabó dándole todo el protagonismo al tráfico rodado, que rodeaba y recluía a todo usario de la plaza en sus confines.
Su ejecu´ción material me parece correcta, y la presencia del agua es de agradecer, sin embargo hay algo que no se debe perdonar (desde mi personal opinión) y es la pérdida de una posibilidad de una vegetación generosa y de porte, ess pequeños maceteros con laureles (creo que eran) nunca ofreceran un frondoso follaje, ni una sobra, ni una ramificación saludable, además no se si en el proceso se habrá perdido algún arbol, que eso nunca tiene precio.
Por otro lado se agradece que al menos se piense en la sombra con esa pérgola, aunque podría haberse complementado con una vegetación estacional como parra virgen, tan presente en balcones, ajimeces y cierras de tantas casas de Cazorla.
Resumo:
Buen planteamiento en su trazado, y un tratamiento de superficies demasiado duro.
¿Alguien se anima?