La cadena montañosa y su fauna

Cerro de "Salvatierra"
La ciudad de Cazorla esta situada a unos 825 m. sobre el nivel del mar, en la vertiente occidental de la sierra que lleva su nombre. Cobijada en una abrupto arco montañoso que la protege por el este/sureste, enmarcan su emplazamiento, escondido y empinado a la vez, el murallón de la Peña de los Halcones y el Cerro de Salvatierra, sobre los que se alza, más al fondo, el Gilillo (1.849 m). A sus pies, regados por el río Cerezuelo o Cazorla, aparecen hacía poniente los suaves cerros cubiertos de olivos que anuncian el valle del Guadalquivir y la Campiña. Su término tiene una extensión de 303,25 kms2 y una población de 8.527 hab. Esta se asienta a la sombra de la Peña de “Los Halcones”, según una antigua leyenda, durante la ocupación musulmana, algunos cristianos cazorleños ocultaron una imagen de la Virgen en dicha Peña, para evitar que los infieles la profanaran. Los halcones, abundantes en estas sierras, han dado nombre a la peña.
Cerro de "Salvatierra"
Además de los insectos, arácnidos y crustáceos presentes en el parque natural, estas sierras son el hábitat de 280 especies de vertebrados, (11 especies de peces, 12 de anfibios, 21 de reptiles, 185 especies de aves y 51 de mamíferos) entre los cuales, se encuentran el 50% de los recogidos en el Libro rojo de especies amenazadas de Andalucía. Algunas son auténticas rarezas, como la lagartija de Valverde (Algyroides marchi), un reptil cuya área de distribución queda limitada a estas montañas.
El "Gilillo"
Es evidente que, además del interés naturalista y de conservación de este espacio protegido, el parque natural es una zona privilegiada para el amante de la fotografía de fauna. Si bien es cierto que, salvo determinadas especies en algunas zonas específicas, no es fácil su localización y aproximación dadas las dimensiones del parque y lo inaccesible de muchas de las zonas de anidada, comederos, etc. Conviene recordar también que, al tratarse de un espacio protegido y de que muchas de las especies que nos podemos encontrar están catalogadas como amenazadas, necesitaremos un permiso específico para realizar las fotografías e incluso, según los casos, ir acompañados de algún agente del parque.
El "Gilillo"
Entre las especies más abundantes de mamíferos y representativas del parque se encuentra la cabra montés (Capra pirenaica hispánica), perfectamente adaptada a la orografía de la zona y auténtico símbolo de esta sierra, y el gamo (Dama dama), introducido en los años cincuenta y muy común hoy en los bosques de coníferas y quercíneas. Otra especie muy extendida por las grandes superficies de bosques de coníferas y de hoja caduca es el ciervo (Cervus elaphus), más difícil de ver y fotografiar por sus costumbres más nocturnas que los anteriores. También podremos encontrar muflones, zorros y jabalíes.
El "Gilillo"
Las aves son otro grupo muy numeroso y representativo de este macizo por lo que, como ya hemos comentado, fue declarado ZEPA en 1988. Podremos observar especies tan emblemáticas como el águila real o el águila imperial. Dentro de las rapaces, también son especies habituales el buitre común o leonado, el alimoche, el azor, etc. En la década de los sesenta se dio por extinto el quebrantahuesos con la localización del último ejemplar pero, desde hace unos años, se está llevando a cabo un programa de cría en cautividad que está dando muy buenos resultados, por lo que es de esperar que en los próximos años el quebranta vuelva a sobrevolar las sierras del parque Peña de "Los Halcones"Hay muchas buitreras en la zona y el leonado es relativamente común pero, al no existir muladares, no es fácil de fotografiar o de observar a corta distancia. Sin embargo, hay un lugar, El Chorro, donde es un auténtico placer ver sus planeos (muchas veces por debajo de nuestra posición),

Peña de "Los Halcones"

vuelos de cortejo, entradas y salidas de las buitreras e incluso, al ser un cortado en forma semicircular, con un telescopio terrestre se puede observar y fotografiar a los buitres en sus cuevas o repisas sin causarles ninguna molestia. Se trata, además, de un lugar con un paisaje excepcional al estar situado en el borde norte de la sierra con unas vistas magníficas al valle del Guadalquivir, de relativo fácil acceso y con un espectacular salto de agua cuando se produce el deshielo del Gilillo. Peña de "Los Halcones"

Aquí también podremos observar la llegada de las escandalosas chovas piquirrojas al atardecer, disfrutar de los vuelos de aviones roqueros y vencejos reales o, con un poco de suerte, algún águila real. En la época en que no están de invernada en África, podemos tener la visita de alimoches o aguilillas calzadas.
En definitiva, el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas es un entorno excepcional para todo amante de la naturaleza.

Comentarios

Jose Ignacio dijo…
Estimado Abraham, espero que algún día qnos podamos encontrar en esa sierra que tanto nos gusta a ambos, me ha gustado mucho tu Blog que espero visitar con frecuencia.